lunes, 7 de febrero de 2011

BUSCANDO AL HOMBRE DEL CARTEL (PARTE 1)

- Taxidriver: Hello, where?
- Yo: To the Heriot Watt University please.
- Taxidriver: What?
- Yo: To the Heriot Watt University, please.
- Taxidriver: Cara rara, expresión de: ¿Qué coño me estás diciendo?, ¿Aonde dices?
- Yo: To the University please.
- Taxidriver: Ah! (¡Haberlo dicho antes hombre!), to the University?
- Yo: YES, the Heriot Watt please.
- Taxidriver: Misma expresión que la anterior...
- Yo: (...pfff...)

Finalmente le enseño escrito en el móvil el nombre de la Universidad "Heriot Watt", cuando él lo pronuncia con su cerrado acento escocés totalmente distinto a como yo lo había pronunciado.

Iba del aeropuerto a la universidad porque allí me encontraría con un amigo que me ofrecería refugio los primeros días de mi llegada. Él estaba allí estudiando un máster y nos conocíamos de haber sido compañeros de clase en Graná.

La Heriot Watt University es una de las cuatro prestigiosas universidades de Edimburgo. Está en las afueras de la ciudad y cuenta con un gran campus en el que puedes encontrar de todo. Realmente es como una mini-ciudad a las afueras de Edimburgo, en donde puedes desde ir a comprar al supermercado, echar unas cervezas, darte una vuelta por el césped y cruzarte con alguna ardilla, o hacer una barbacoa a las orillas del lago del campus. Está como a 20 minutos en bus hasta el centro de Edimburgo.

Llegué en mala época para mi amigo, que estaba totalmente volcado con los exámenes y entregas de trabajos del primer cuatrimestre, lo que me permitía ir un poco más independiente en cuanto a lo que buscar piso y echar cv's.
El segundo y el tercer día no puedo dormir en la residencia ya que mi amigo tenía visita, así que dejé allí la maleta grande y me fui con lo justo un par de noches a un hostal en el centro, así también me ahorraría los 20 minutos de ida y vuelta desde la universidad y podría aprovechar más el tiempo para la búsqueda.

En los hostales se conoce a mucha gente. Mil y una historias distintas que se juntan en la recepción, o en el comedor. Estando en el hostal conocí a un chaval francés que venía a hacer lo mismo que yo, pero él estaba en Glasgow; me llevaba bastante ventaja el muy gachón, pero gracias a él me enteré de la existencia del Career Scotland, un centro que ayuda y orienta a buscar trabajo a desempleados, (ojo, no que busque por tí) y de gumtree, un portal de internet para la búsqueda de pisos. Recuerdo otra noche de aquellas primeras en el hostal que conocí a un par de chicas de los EE.UU que estaban de visita por Europa en su "año sabático" y las pintas que echamos en el Three Sisters hablando de dónde veníamos y a dónde íbamos (sin imaginar que allí mismo sería donde viviría la final del Mundial de fútbol un par de meses más tarde...)

Bueno, necesitaba organización: Lo primero era estar localizable. Conseguir un número de teléfono y una dirección fija para poder actualizar mi cv. Un Samsumg barato de tarjeta pre-pago lebara y la dirección de la residencia de mi amigo (provisionalmente) fueron la solución.
El Career Scotland verdaderamente está bien montado. Por registrarte, te permitían imprimir unos 20 cv's al día, conectarte a internet para la búsqueda de trabajo, ayudarte a formalizar el currículo, orientarte por dónde empezar, o conocer la existencia del Insourance Number, una especie de número personal para cotizar y necesario para poder trabajar allí y todo absolutamente sin pagar ni un pound. Son deberes que deberías llevar hechos desde casa, pero como siempre, "se te olvidan"...

Ya tenía por dónde empezar. Tenía que ser rápido ya que sólo podía quedarme en la residencia un par de días más, después me buscaría un hostal hasta encontrar piso. Iba y venía todos los días a la residencia desde las 10 de la mañana hasta las 7 - 8 de la tarde. Andaba, y mucho; caminé tanto que, los últimos días se me hinchó tanto el pie que ni con la mejor crema comprada en un Boots se me bajó el hinchazón. Imprimía cv's en el Career, a la vez que buscaba piso..."lo siento pero éste es sitio para buscar trabajo, no piso. Como le vea conectado otra vez en gumtree tendrá que abandonar las instalaciones" me dijeron una vez. (¡¿Y qué más te dará a ti?!, ¡Funcionaria!)

Solicité mi Insourance Number y seguí buscando al hombre del cartelito con el trabajo que decía mi padre.



Gracias Álvaro.
Gracias Jose.


1 comentario:

La niña de los sueños perdidos dijo...

muchas gracias por haberme leido!! a partir de hoy tiens una nueva seguidora

:)